El legendario Parque Quinta Normal tras su remodelación

  • La inversión fue de 2 mil 523 millones de pesos.
  • Entre los avances más significativos se destaca la entrada liberada a los museos y el servicio higiénico.

A siete años de su modernización, el parque revivió gracias al gasto realizado por el Estado en el Bicentenario. Lo que ha traído un aumento significativo en el flujo de usuarios gracias a los avances que se aplicaron en distintos puntos del recinto.

Reconocido por ser uno de los grandes pulmones verdes de Santiago, en su interior alberga un gran patrimonio arquitectónico, artístico y cultural. Es considerado Santuario de naturaleza desde 1976 dado por las diversas variedades de vegetación que posee.

Se inauguró en 1841 cuando el gobierno la designó como centro de experimentación agrícola. Recibió el nombre de “Quinta” por el concepto colonial en que las tierras pagaban al Estado la quinta parte de sus ganancias, y “Normal” por la Escuela Normal de París que se concentraba en el estudio y conservación de especies naturales.

En un comienzo contaba con 135 hectáreas, las que han sido reducidas a 36. En ellas se concentra una gran variedad de árboles nativos y exóticas plantas.

El 2009 fue declarado Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales, premio que le otorga identidad y valor histórico al parque. El objetivo fue preservar y cuidar el patrimonio cultural que está presente en el espacio.

Pero, a pesar de su gran historia, la Quinta se vio opacada producto de distintos escenarios, por ejemplo, la delincuencia, el alcoholismo y el descuido provocado por los estudiantes. Éstos fueron los factores que provocaron que las visitas del parque disminuyeran, dejando como consecuencia la remodelación.

La remodelación

Si bien el parque siempre fue un punto de encuentro y recreación para familias y amigos, en reiteradas ocasiones se convirtió en una atmósfera de libertinaje y vandalismo. Durante los días de semana, se denunciaban frecuentes asaltos y los visitantes debían tolerar constantemente a grupos consumiendo alcohol y drogas.

Durante el gobierno de Sebastián Piñera, el parque fue sometido a un re-diseño en paisajismo, pavimentación con adoquines, iluminación, servicios higiénicos e inmobiliaria urbana. Lo que mejoró significativamente las visitas.

“Lo que se hace fundamentalmente, es no solamente modernizar en términos de hacer un diseño nuevo, sino que se trata básicamente de mantener la idea del diseño de Claudio Gay (diseñador del recinto, año 1839)”, expresó Teodoro Fernández, arquitecto.

Hoy, el parque Quinta Normal cuenta con 36 hectáreas en las que el público puede disfrutar del tradicional paseo en bote, sectores de picnic, al menos tres museos: Museo Nacional de Historia Natural, Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Ferroviario. Un acceso al metro Quinta Normal, la facultad de la Universidad de Chile occidente y varias cosas más que lo transforman en un ambiente más familiar.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.