Inmobiliarias y “carrete universitario” amenazan al Barrio Bellavista

Los vecinos mantienen una lucha constante por preservar esta histórica zona donde cada día se levantan más edificios.

Nos adentramos al Barrio Bellavista donde conoceremos su historia y sus habitantes

El Barrio Bellavista, que hoy por hoy es uno de los barrios más representativos de la ciudad de Santiago, se ha visto amenazado por los estudiantes e inmobiliarias que se han tomado el control de esta zona debido a las constantes construcciones y fiestas que hacen del día y noche un “infierno” para los vecinos.

Este sector de la capital se encuentra ubicado entre la rivera del Río Mapocho y el cerro San Cristóbal. Está dividido entre las comunas de Providencia y Recoleta separadas por una calle principal llamada Pio Nono que sirve como comuna vertebral del barrio.

Comenzó en la época colonial, cuando era conocido como La Chimba y a comienzos del siglo XIX se desarrolló urbanísticamente donde hoy en día conviven populares bares con centros culturales, gastronomía nacional e internacional y turismo.

Debido a los constantes cambios que ha sufrido este barrio que poco y nada queda a lo que era hace cuarenta años atrás, donde era un barrio residencial, con familias de clase media alta y se podía transitar con total normalidad, se ha trasformado en un sector de “población flotante” en donde la gente, en vez de vivir de forma permanente, solo va a lugares específicos de manera temporal.

Otra de las grandes y principales problemáticas que tiene cansados a los ya pocos residentes, son los constantes malos olores, suciedad, poca seguridad y sobretodo las fiestas que alberga este barrio toda la semana que tiene molesto a gran parte de la vecindad.

Josefina Vial, que reside hace cuarenta años comenta: “Nosotros como vecinos queremos que se acabe la “chela a luca”, que piensan, que pueden andar borrachos rompiendo todo y que no les importe nada”. Otro de los temas que le preocupa es la drogadicción que se vive en las calles: “Hay muy poco control en las calles, al lado de los colegios se realiza venta de drogas y los carabineros no hacen nada”.

En cuanto al diseño del barrio, el arquitecto Fabián Guzmán nos cuenta que “me gusta el diseño que se ha implementado ahora último con el Barrio Bellavista, sobre todo con el patio, ya que sigue con la esencia de lo que es, no así con la Universidad San Sebastian que pasa a ser un monstruo dentro del sector ”.

Para mayor información sobre bellavista visitar el siguiente reportaje: