La adicción de Elvis

  • Elvis consumía drogas legales recetadas por su doctor
  • La autopsia encontró 14 tipos de drogas en su sangre

El rey del rock consumía diversos medicamentos que le recetaba su médico de cabecera George Nichopoulos “Nick”, que fue criticado hasta el momento de su muerte en marzo del 2016.

Entre las drogas encontradas en la autopsia estaban: morfina, Valium, codeína, placydid, nembutal, quantum, entre otras. La razón de la ingesta de estos era por que  padecía glaucoma, hipertensión, intestino irritable, estreñimiento crónico, gota, episodios de migraña y dolores reumáticos

En los años 50, durante su servicio militar, Elvis comenzó con el uso de anfetaminas, lo que aumentó el insomnio crónico que sufría desde pequeño.

Consumía anfetaminas antes de subir al escenario, sedantes al terminar sus shows, analgésicos para sus dolores, para dormir necesitaba medicamentos al igual que para ir al baño. Todos los días al despertar se tomaba un sobre de pastillas que denominaban ”La Bomba”, este contenía 40 pastillas de diversos fármacos. Según el doctor, Elvis era de esas personas que creen que para todo hay un remedio, y que si un doctor lo acreditaba, no había nada de malo.

Con el pasar de los años, sus presentaciones eran cada vez más cortas, el cansancio de su cuerpo no le permitía estar más de 40 minutos arriba del escenario. En el momento más exitoso de su carrera llegó a realizar tres shows diarios y seguidos, lo que hacía más recurrente el uso de fármacos, que en un lapso de 20 meses “ Nick le prescribió doce mil fármacos.

Último día del rey del rock

Se encontraba realizando una dieta para su nueva gira que comenzaba en dos días más, muchas horas de bicicleta y comida saludable eran parte de su rutina sin dejar de lado los medicamentos.

Luego de un largo paseo en moto junto a Ginger Alden, su pareja de ese entonces, fueron a la consulta de su dentista porque quería arreglarse un par de dientes antes de la gira.

Cerca de las doce del día volvieron a la casa, luego cerca de las cuatro de la tarde Elvis tenía ganas de jugar raquetball, llamó a un amigo y lo invito junto a su esposa a jugar. Luego del corto partido debido al cansancio de Elvis, llegaron a la casa y en un lapso de dos horas se tomó dos dosis de cuatro pastillas para dormir.

A las 8 de la tarde  se acostaron, ella se quedó dormida, un rato después despertó y vio a Elvis muy nervioso por la gira, se levantó y le dijo:
-Ginger, voy a leer al baño.
-Ok, pero no te quedes dormido.
-No te preocupes.

Al día siguiente Ginger se encontró sola en la cama, fue a la puerta del baño, al no obtener respuesta empujó la puerta y vio a Elvis de rodillas con la cabeza en el suelo y sus manos en el pecho, pensó que se había desmayado, se acercó y estaba frio.

Los médicos del hospital Baptist Memorial hicieron lo que pudieron para reanimarlo pero fue imposible, El rey del rock se había ido debido a un infarto agudo al miocardio a los 42 años de edad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.