No todo es blanco o negro

El transgénero sabe que su cuerpo pertenece a un género y su cerebro a otro. No está loco ni es un farsante, es plenamente consciente de su dicotomía y sabe que es distinto. Muchas veces no encuentra respuestas de qué le está pasando y menos porqué.

Como sociedad, hemos arraigado un gran estigma que arrastra esta opción de vida, y es que -muchas veces- ser transexual significa estar ligado al mundo nocturno, por ejemplo, ejercer la prostitución, tener una mente pervertida y/o ser visto como una persona peligrosa.

Y aunque para la medicina tradicional ser transexual esté considerado dentro de la  psicopatología como un trastorno mental,  la realidad es que esta condición afecta a niños, jóvenes y adultos. Donde una de cada 30 mil personas nacidas con genitales masculinos y una de cada 100 mil con genitales femeninos, son transexuales.

Vivencia Trans

Noah Daniel Pozo Gutiérrez es un trasngénero de 21 años que dice no identificarse ni como hombre ni como mujer, es decir, pertenece a un grupo llamado “no binario”. Sin embargo, cuenta que prefiere ser tratado en género masculino y “ser visto como un hombre gay, que como una mujer lesbiana”

735241_1675838756024558_3561227529491309744_n

·         Extracto de la entrevista:

“Me asumí trans el 2014 cuando tenía 19. Una vez que te asumes trans, miras atrás y te das cuenta de que muchas cosas no calzaban. En mi caso, no me identifico como hombre; me identifico como no binario, es decir ni  hombre ni mujer. Aunque me es más cómodo que me traten en masculino, y prefiero ser percibido como un hombre gay antes que una mujer lesbiana, pero no me identifico como un hombre gay.

Siento que igual tengo desarrollada mi femineidad, cuando era más chico jugaba a las Barbie’s, no tenía problema con eso. Pero sí simulaba cómo sería afeitarme, intentaba hacer pipí de pie o cuando jugaba con mis amigas yo siempre era el papá o el pololo y bailaba como hombre”.

Noah nos comentó cómo ha sido su proceso para convertirse en el hombre que legalmente es, pues hace un mes logró hacer legítima su calidad de hombre trans, cambiando su nombre y sexo en el Registro Civil.

“Yo partí en abril del año pasado con el cambio de nombre, me pidieron certificados –sicológicos, psiquiátricos– que acreditaran mi condición. Certificados de hormonas y cirugías, me pidieron testigos… por suerte a mí no me tocó pasar por exámenes físicos, pero tengo amigas que han tenido que ir al Servicio Médico Legal para ser examinadas y lo encuentro súper denigrante”.

13087549_1703265783281855_4257124075299580363_n
Noah Pozo con género masculino en  su cédula de identidad

Problemáticas más comunes

·         Exclusividad binaria:

Las personas transgénero son violentadas directa e indirectamente al negársele la oportunidad de trabajar, pues al momento de buscar empleo, la condición sexual es cuestionada y muchas veces se sobrepone a las capacidades intelectuales que pueda desempeñar alguien que no tenga su género establecido bajo los parámetros binarios aceptados por su empleador.

4740091883_d67a6bf658

·         El Estado no facilita las cosas:

El Gobierno no tiene ningún plan de inclusión a la diversidad sexual en el ámbito laboral o educacional. Todo queda a plena voluntad del propietario de la institución.

Al momento de emitir algún tipo de certificado que comprenda el Registro Civil, AFP o Isapre las personas transgénero constantemente tienen problemas. Por ejemplo, una persona que haya nacido con genitales femeninos y se identifique como hombre seguirá teniendo sus órganos reproductivos “activos” para la fecundación, es decir, que si esta persona ante el estado se registra de sexo masculino, sería legalmente un “hombre embarazado” ¿Y qué Isapre se haría cargo de esto? ¿Qué pasaría con ese bebé?

Hace 5 años el Estado lanzó iniciativas que los costos de readecuación corporal de las personas transexuales estarían en las prestaciones del Fondo Nacional de Salud (Fonasa). Sin embargo, hasta la fecha eso no ocurre.

·         Estigma social y discriminación:

En Chile las personas transexuales ven afectado el normal desarrollo de su identidad desde la infancia, padeciendo la incomprensión y humillación desde su seno familiar y en la sociedad como conjunto.

Madelein Bustos, psicóloga especialista en el tema, nos comentó que “el conflicto de ellos no es la identidad, el conflicto de ellos es la aceptación de la sociedad acerca de su identidad”, lo que desencadena en graves problemas emocionales.

De hecho, las personas transexuales padecen los más brutales casos de discriminación reportados en los Informes de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual que elabora cada año el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

Organizaciones y fundaciones

En nuestro país existen distintas organizaciones que se ocupan de la orientación, asesoría y salud de las personas que optaron por este camino. Entre ellas están: Fundación Renaciendo, Organizando Trans Diversidades (OTD), Fundación TranSítar o la Federación Chilena de la Diversidad Sexual (Fedisech) y más.

Todas estas instituciones cuentan con servicios de psicología que brindan apoyo a las personas transgénero, trabajando en jornadas personales y junto con la familia de éste. También la aceptación personal y valores como la honestidad, el compañerismo, la transparencia y el respeto por la integridad de todas las personas buscan ser los principales temas en común a tratar en estos centros.

Los programas suelen admitir a personas de todas las edades, familiarizándolos desde niños con la premisa de que no están solos y que ser distinto no es sinónimo de enfermedad.

Propuesta de asesoría Rediseño organizacional y estrategia co
Plan de trabajo Organizando Trans Diversidades

Las minorías sexuales siguen siendo un tabú, aunque cada día hacen más ruido y luchan por salir del oscurantismo social que les cubre. Y si creías que sólo se conformaban por la homosexualidad, te contamos que hoy en día los transgénero son una realidad, están entre nosotros y son personas como tú y como yo. Muchos de ellos orgullosos de haber vuelto a nacer cuando decidieron emprender el camino de cambiar. Otros, simplemente satisfechos de aceptarse independiente de cómo los vea el resto. Sin embargo, hay una porción de personas transgénero que no esperan ser reconocidos como hombre o mujer, sino como lo que realmente son.

TRANS-1000x600
Foto de la Revista Closet

 

Los invitamos a ver en detalle el reportaje en el siguiente vídeo: “La dificultad de ser”

 

Canal de Youtube Noah Pozo: Female to Noah