La elección universitaria

Por: Benjamin Otarola

Son las once de la mañana y Catalina Fuenzalida tiene su número de atención en las manos, está a la espera que la atiendan para matricularse en el nuevo proceso de admisión 2015 de la Universidad Andrés Bello. Tiene 19 años y proviene de la ciudad de Osorno donde estudiaba en el Colegio Diego Portales.

La carrera de su elección fue Diseño de Productos; sus manos apretaban con nerviosismo una carpeta donde tenía sus documentos que a ratos usaba como abanico. Rompiendo el silencio nos comentó el motivo de su preferencia: “Encuentro que abarca demasiadas áreas y me gustaría indagar sobre ella, espero que me sorprenda”. Su meta a futuro es trabajar como independiente, creando cosas que le gusten y así poder viajar y conocer el mundo.

Optó por esta casa de estudios ya que siempre fue su sueño: “Me gusta la universidad y la casona, la gente, el ambiente, la malla, analicé todos los aspectos y me quedé con esta”. Para ella el Campus Creativo es una excelente idea, donde se puede ir conociendo la carrera de mejor manera.

Es el primer año de Paula Hernández trabajando en la admisión de alumnos en el Campus Casona. Estudia Terapia Ocupacional, vive en Santiago Centro y viaja todos los días una hora y media para llegar a la universidad, donde es la encargada de repartir los números a los postulantes.

Todo el dinero que gana Paula lo destinará a sus vacaciones, ya que desea ser más independiente de sus padres. Se nota contenta con su pega, además, este año no pagará su matrícula, ya que “En este caso tuve la posibilidad que mis papas me ayudaran, en el caso que no lo hicieran, tendría que sacar plata de acá para pagármela”.

Suena el clásico timbre del contador de atención, Paula está alerta y recuerda la diferencia con su trabajo anterior donde tenía que lidiar diariamente con papas fritas, hamburguesas, bebidas y uno que otro cliente urgido por comer rápido. Ahora todo es distinto, ya que el pago y el trato son mucho mejor, y agrega que también les proporcionan comida y transporte. Pero para ella lo más importante es el excelente ambiente laboral en el que está rodeada ““Somos un grupo súper unido y nos llevamos todos muy bien, no hay mala onda”, expresa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.