Esquizofrenia: Un mundo desconocido

En Chile el 1% de las personas sufre de esquizofrenia, pero sabemos ¿realmente en que consiste este trastorno Alucinaciones, trastornos del pensamiento, trastorno de la auto percepción e ideas delirantes, son algunos de los síntomas con los que tiene que lidiar día a día los enfermos de esquizofrenia.

Pero entre los expertos no hay acuerdo sobre qué causa predomina, cómo tratar la enfermedad y si esta es curable. Además estamos preparados como sociedad para enfrentarnos a este padecimiento. Y por último puede una persona con este mal, reintegrarse en la sociedad.

Ahora hay que partir por lo básico: ¿Qué es la esquizofrenia?

Giorgio Agostini, psicólogo y sociólogo, explicó que etimológicamente esquizofrenia significa en griego “mente dividida” y que esto se refiere a una división mental “entre lo afectivo y lo racional”.

Tomas L'Huillier
Tomas L’Huillier

Tomás L’Huillier, psicólogo de la Universidad Católica, dice que “la particularidad de la esquizofrenia tiene que ver con un fracaso formal del curso del pensamiento en el que este opera de una manera ajena al orden social humano normal”. Agrega el especialista que hay algo en la forma que piensa, actúa o habla el esquizofrénico que uno no sabe dónde meterlo “no funciona y no responde a los patrones esperables de pensamiento y conducta”.

Según una definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la esquizofrenia es un trastorno mental que lleva a las personas a sufrir una distorsión del pensamiento y que afecta el lenguaje, las emociones, la conducta, la percepción y la conciencia de sí mismo.

Autoretrato de un esquizofrénico.
Autoretrato de un esquizofrénico.

Las causas de la esquizofrenia
Todavía existen dudas de por qué se produce la esquizofrenia. Algunos expertos señalan que puede ser generado por aspectos bioquímicos en el cerebro, mientras que otros argumentan el trastorno puede estar relacionado con la herencia genética. Además estar sometidos a un estrés muy alto o haber vivido eventos traumáticos puede desencadenar la enfermedad.

Claudia González, psicóloga de la Universidad del Valle de México, explica que una las causas de la esquizofrenia es la transmisión genética de padres a hijos, pero que esto no quiere decir que se pueda desarrollar.

Claudia González
Claudia González

Giorgio Agostini explica que hay dos genes predisponentes y si no hay un evento desencadenante esta persona puede vivir una vida normal. Agostini aclara que el estrés también es un factor, ya que si “el medio ambiente gatilla una situación de estrés agudo, como muchas veces sucede en la guerra, y si la persona tiene estos genes predisponentes va a desarrollar en ese mismo instante la esquizofrenia como una manera de no enfrentar la realidad”.

Los síntomas
Para los especialistas existen dos tipos de síntomas: los positivos, que se refiere a todo lo que adquiere la persona con la enfermedad y están los síntomas negativos que es todo lo que pierde el paciente.

La esquizofrenia puede ser confundida con otros trastornos como el de identidad disociativo o una bipolaridad.
La esquizofrenia puede ser confundida con otros trastornos como el de identidad disociativo o una bipolaridad.

Claudia González dice que los síntomas positivos son “las alucinaciones, las alteraciones visuales, las crisis psicóticas y el estado del ánimo alterado”. Por otro lado, los síntomas negativos son aquellos “que la persona pierde, y lo que un esquizofrénico más pierde es el contacto social y deja de disfrutar todo aquello que disfrutaba”. Agrega la especialista que “los esquizofrénicos lo que más sienten es miedo, si no son tratados es muy probable que terminen aislados de su entorno social y la familia y terminen solos, y no pueden pedir ayuda, porque sienten que cualquier persona les puede hacer daño. Sufren de agorafobia, miedo al miedo”.

Marco Antonio Guiñez
Marco Antonio Guiñez

Marco Antonio Guiñez, Magister en Psicología Clínica de la Universidad Adolfo Ibáñez, dijo que en la adolescencia se dan los primeros brotes de esquizofrenia y por lo tanto cuesta detectarlos, ya que se confunden como cambios que son parte de ese periodo de la vida como retraimiento y aislamiento, pero la pérdida del interés puede ser el factor que permita diagnosticar la esquizofrenia. Aún así es complicado llegar a una conclusión, ya que esa primera manifestación del trastorno se confunde con depresión.

Además Guiñez agrega que los brotes al no ser tratados adecuadamente pueden producir secuelas cognitivas que de 10 a 20 años se hacen presentes, pero no se sabe si es el aislamiento, el consumo de alcohol y drogas o la misma enfermedad que produce este deterioro mental.

El apoyo de la familia
Este es un factor importante a la hora de enfrentar la esquizofrenia y todos concuerdan en que debe ser el núcleo más cercano el que apoye a la persona afectada.

Tanto Agostini y Guiñez concuerdan que a las familias les cuesta asumir el estado de una persona con rasgos psicóticos y niegan lo que está sucediendo, pero cuando lo hacen les angustia el hecho de no tener un diagnóstico claro, además de no entender la enfermedad y no saber cómo enfrentarla.

Claudia González dice que “la familia de una persona con un trastorno mental lo sufre tanto o más que la propia persona, la persona en si no sabe lo que está sintiendo, la familia no comprende lo que está pasando su familiar y quieren intervenir sin las herramientas adecuadas”.

Los tratamientos

El electroshock tiene varios efectos secundarios que van desde amnesia hasta confusión.
El electroshock tiene varios efectos secundarios que van desde amnesia hasta confusión.

Estos pueden ser variados, pueden ir desde fármacos, psicoterapia e incluso electroshock. Para los especialistas existen discrepancias sobre la efectividad de los distintos tratamientos. Tomas L’Huillier explica que “los fármacos son una solución que disminuye la manifestación de lo que uno visiblemente llama esquizofrenia, síntomas delirantes, alucinaciones perceptivas (auditivas, visuales) y angustia, pero estos antisicóticos van de la mano con muchos efectos secundarios como embotamiento afectivo (ausencia de sentimientos de afecto) e intelectual para que no se note que es sicótico, que tiene esquizofrenia”.

Giorgio Agostini
Giorgio Agostini

Tanto para L’Huillier como para Claudia González la esquizofrenia no tiene cura y todos los tratamientos son paliativos, pero Giorgio Agostini asevera que él fue capaz de curar un esquizofrénico y explicó como lo hizo.

La integración
En algo que todos coinciden es que hace falta mayor inclusión por parte de la sociedad chilena. Marco Antonio Guiñez cree que más allá de más dinero o mejores tratamientos son necesarios otros tipos de colegios, de espacios laborales con menos niveles de estrés y más estables.

Según Tomas L’Huillier la reinserción parte por controlar la esquizofrenia, ayudarlo terapéuticamente a estar más tranquilo y luego asesorar al paciente, a través de sus intereses, a conectarse con el mundo del trabajo.

Si bien la esquizofrenia es una una enfermedad que no existen curas, estas personas pueden llevar una vida totalmente normal con apoyo y mucha ayuda de parte de sus queres queridos y más cercanos. Pero es la sociedad en su conjunto que debe tener conciencia de que se requieren ambientes laborales y educativos más integradores con las personas que sufren este trastorno.

Para ver el testimonio de una paciente esquizofrénico y saber más sobre este trastorno mental vean el siguiente reportaje.

Leave a Reply

Your email address will not be published.