Más que madres: La redefinición de las mujeres chilenas

  • Estudios han revelado que las mujeres en edad fértil que no quieren tener hijos ha aumentado de manera constante en los últimos 15 años.
  • Si en los 60 tenían en promedio cinco hijos, hoy muchas tienen uno, y un grupo importante, y en aumento, no tiene y declara su intención de no tenerlos.

Una bendición, una tradición e incluso una obligación de género, ser madre es un milagro del que la gran mayoría de las mujeres quieren ser parte pero existe un grupo que simplemente no quiere tener hijos, ya sea por motivos laborales o porque no tienen ni los fondos ni las ganas de traer a un niño al mundo, lo que significa ser el blanco de críticas de familiares y amigos.

“Egoísta” si quiere dedicarse a su trabajo, “ya cambiarás de opinión” o el clásico “no sabes lo que te pierdes” son algunas de las frases que estas mujeres escuchan día a día luego de decidir no tener hijos en una sociedad que las ve como madres y se cierra a la posibilidad de que estas desempeñen otra función dentro de la comunidad.

Pero esto está cambiando. Según el sociólogo Hernán Medina, “las mujeres han hecho todo un proceso de redefinición de su condición de mujeres del punto de vista de acentuar otros elementos que no sean la maternidad porque hasta hace poco tiempo, estamos hablando de 20 o 30 años atrás, las mujeres estaban predestinadas a ser madres”.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el Censo de 2002 las mujeres mayores de 15 años que no tenían hijos representaban el 22,7% del total (1.228.569). 11 años más tarde, en la encuesta Casen 2013, subieron a 1.867.027, el 25,8% del total.

“Ya están siendo aceptadas, ya difícilmente uno puede obligar a una hija a casarse y a tener hijos. Cada vez en más evidente que en ese aspecto las mujeres ya se autogobiernan y no tiene que darle explicaciones a nadie”, añadió el sociólogo.

En 2015, un estudio de la Universidad de Chile y publicado en La Tercera reveló que hay 1.867.027 mujeres mayores de 15 años sin hijos, 638 mil más que en 2002. Si en los 60, tenían en promedio cinco hijos, hoy muchas tienen uno, y un grupo importante, y en aumento, no tiene y declara su intención de no tenerlos.

 

Los hombres y el reajuste social

 

Este nuevo rol de la mujer traerá consigo cambios sociales profundos que ya pueden ser vistos en el presente, tales como las exigencias de igualdad de sueldo y de derechos pre y post natales tanto para las mujeres como para los hombres.

Para Medina, estas tendencias constituyen “una especie de ideología cosmopolita frente al tema de lo femenino donde tenemos el feminismo, la discusión fuerte contra el patriarcalismo y también ponemos en evidencia y desnudamos el rol del hombre. Objetivamente los hombres, al final, no hemos sido buenos compañeros”

Es así como el rol de la mujer ha cambiado desde una madre a un ser libre, profesional y con autoridad sobre su cuerpo y futuro, lo que -de acuerdo al sociólogo – evocará mayores cambios en la sociedad en los que el hombre deberá participar.

“Esto va a producir un reacomodo que empezará cuando el hombre logre cultivar ciertas aptitudes que hoy no están presentes y que no le dan certeza a la mujer”, concluyó.

Para conocer más sobre el cambio de rol de las mujres en la sociedad, mira el siguiente reportaje de “Focus”:

Leave a Reply

Your email address will not be published.