Mindfulness: La solución para acabar con el estrés

  • El porcentaje de chilenos estresados aumentó un 20% entre 2012 y 2016
  • El Mindfulness ha sido validada por la neurociencia a través de numerosos estudios

 

Más de un millón de chilenos sufre de ansiedad y cerca de 850 mil padecen depresión según la Organización Mundial de la Salud.

Para combatir los problemas con el estrés han surgido diferentes técnicas de medicina alternativa, muchas de ellas enfocadas en el ámbito de la espiritualidad. El Mindfulness no queda fuera y se posiciona  dentro de las nuevas corrientes psicológicas que han demostrado un positivo progreso en el control de la ansiedad.

Mindfulness, cuyo nombre se traduce en ‘atención plena’, consiste en una práctica que incorpora la meditación enfocada en el presente para recuperar el equilibrio y controlar hacia dónde enfocamos nuestra atención.

Los orígenes de esta corriente se remontan desde los inicios de la meditación budista, pero fue específicamente en 1982 cuando el Dr. Jon Kabat-Zinn, miembro de la facultad de medicina de la Universidad de Massachussets, realizó el primer programa basado en un protocolo de Mindfulness.

Una investigación relacionada con la neurociencia que se publicó en la revista Journal of Internal Medicine, reveló que practicar media hora de Mindfulness diarias provoca cambios en la morfología del cerebro, lo cual beneficia en el control de la ansiedad, la depresión e incluso dolores físicos.

Ahora, la práctica que tiene como propósito poner atención plena en el presente, se ha masificado y pretende ser parte de la vida cotidiana de las personas. Esto a través del incentivo en las escuelas en otros países para niños de 4 a 5 años, debido a que estudios confirman su eficacia desde la temprana edad.

Aún así no se necesita como requisito ser menor de 5 años para practicar Mindfulness. Esta práctica la puede ejercer cualquier persona que esté dispuesta a comprometerse con una vida de mayor calma y conciencia de sí misma, exceptuando a personas híper conscientes o que sufren de esquizofrenia.

Es recomendable practicar durante media hora al día, aunque al iniciar esta disciplina es preferible comenzar con sesiones más cortas, de no más de diez minutos para ir aclimatando la mente a las nuevas sensaciones e ir construyendo poco a poco estados mentales de meditación.

El Mindfulness ha llegado para quedarse y hoy  se están realizando seminarios y congresos a nivel internacional como la universidad  de Oxford y nacional como la Universidad Adolfo Ibáñez y la Universidad Católica que imparten cursos de la materia para hacer lograr incentivar a las personas a ser más serenas y conscientes de sí mismas.