Niveles de contaminación acústica en Santiago

  • Niveles de ruido sobrepasan los recomendados por la OCDE.
  • Índices tienen efectos nocivos en la salud.

contaminacion-acustica-en-plaza-italia-e1461770204631

Actualmente, Santiago se encuentra dentro de las ciudades con mayor contaminación acústica en Sudamérica y también, sobrepasan los 65 decibeles recomendados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

 

Un análisis realizado por el Ministerio de Medio ambiente dio a conocer alarmantes cifras al informar que más del 19 por ciento de los ciudadanos de Santiago se encuentran expuestos a niveles “inaceptables” de ruido mientras que un 29 por ciento a la contaminación acústica nocturna.

 

Dentro de la Región Metropolitana, las comunas con los niveles de ruido más altos son Santiago, Puente Alto, Maipú, Las Condes y Ñuñoa mientras que, las comunas que no se ven afectadas por esta situación son San Joaquín, Huechuraba, Lo Prado, Padre Hurtado y Lo Barnechea.

 

Avenidas como Alameda, Américo Vespucio y Vicuña Mackenna presentan cifras preocupantes ya que las 24 horas del día sobrepasan el máximo de decibeles recomendados por la OCDE. Sectores tan transcurridos como Plaza Italia y metro Los Héroes se encuentran dentro de los puntos con mayor índice de contaminación acústica.

 

Entre el 2013 y el 2016, el 43 por ciento de las denuncias realizadas a la Superintendencia de Medio Ambiente fueron por ruidos molestos, mostrando que este sí es un factor que molesta a la población de Santiago.
La principal causa de estos niveles es por el tránsito vehicular y se prevé que el parque vehicular en la capital solo irá en aumento. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en Santiago hay 1,9 millones, a los que hay que sumar los 6.550 buses del Transantiago.

 

Estos índices pueden causar diversos efectos secundarios tales como dolores de cabeza, alteración en la presión, fatiga, insomnio, irritabilidad, pérdida acústica, entre otros. Según la psicóloga, Jimena Muñóz, las consecuencias son múltiples y severas “provoca bastantes daños en diferentes ámbitos de nuestras vidas ya sea en el ámbito emocional, cognitivo, baja nuestra atención y nivel de concentración”.

 

 

La importancia de las áreas verdes  

 

Un factor que suele ser olvidado al abordar los niveles excesivos de ruido, es el rol significativo que tienen las áreas verdes. Estas no solo ayudan a regular la temperatura, crear espacios de interacción social y/o aumentar la plusvalía de las viviendas en su entorno sino que también tiene un efecto positivo en la contaminación acústica: reducen los niveles excesivos de ruido e incluso aportan a la salud de la población ya que disminuyen los síntomas de depresión y ansiedad (logrando contrarrestar los efectos secundarios de la contaminación acústica).

 

Existen diversas medidas para evitar los efectos secundarios de la exposición prolongada a los altos decibeles de ruido: evitar crear o acercarse a ruidos molestos, hablar fuerte, tocar la bocina, entre otros. También existen diversos dispositivos como los auriculares o tapones que ayudan a bloquear los ruidos al estar en sectores donde existe una fuerte contaminación acústica.

 

Para complementar las medidas, el Ministerio de Medioambiente lanzó un “mapa de ruido” online (http://life.mapcity.com) en el cual el usuario podrá acceder y visualizar la cantidad de ruido que hay en una zona determinada. Esta plataforma, que muestra un mapa de ruido nocturno y diurno, se divide en cinco categorías que dependen de la cantidad de decibeles: Biblioteca (45dBA), Parque (55 dBA), Oficina (65dBA), Construcción (75dBA) y Autopista (85dBA). Si un sector presenta un nivel mayor al de “Oficina”, este estaría superando el índice recomendado por la OCDE. Hasta el momento, esta función solo está habilitada en la Región Metropolitana.