Permiso ¿Puedo ser artista?

Plaza de Armas de Santiago es cuna de muchos artistas de distintas áreas y estilos ¿Cómo se transformó en el lugar predilecto para el arte urbano?

¿Qué hace la municipalidad para regular “el arte” y cómo se presenta en este sitio?

Un guitarrista se detiene, mira a su alrededor, saca su instrumento musical y comienza su tocata. La gente se reúne a su alrededor. Se acerca un carabinero, lo observa detenidamente. El guitarrista entiende la seña. Termina su espectáculo y se retira. Es otro día más en Plaza de Armas de Santiago.

Plaza de Armas de Santiago en 1908

Un punto de reunión para cientos. Un paseo comercial para otros. Una muestra de la decadencia del país para otros. La Plaza de Armas de Santiago es un lugar donde convergen todo tipo de personas: turistas, comerciantes y en artistas. Se le considera un espacio público, pero ¿Qué tan público es realmente? ¿Qué tan difícil es para los artistas urbanos hacer uso de este lugar?

Su transformación a través del tiempo:

Fundada  el 12 de febrero de 1541 por Pedro de Valdivia, la Plaza de Armas, comenzó como un fuerte militar. Los cimientos de esta nueva nación emergente comenzaron aquí, que era el punto de reunión de las rutas mercantes, carretillas y hasta rutas indígenas.

Se le diseñó como un tablero de ajedrez (diseño de damero) haciendo que, la construcción de la plaza central fuese torno a los principales edificios como armerías, mercados y la catedral.  Ejecuciones y cabildos decoraban el paisaje de este sitio. Se dice que la primera guitarra que llegó a Chile, sonó allí.

Diego Jeldres, historiador de la Universidad de las Américas, explica que en 1850 la visión europea del arte modificó drásticamente el lugar. Transformándolo en un área muy verde donde los primeros pintores y músicos podían “deleitar” a los transeúntes.  Finalmente para el año 2000, con una polémica remodelación, la plaza cedió pequeños jardines con tal de poner más construcciones y decoraciones como la pérgola central para los músicos.

David Mora, estatua humana, cuenta cómo era la situación hace algunos años

https://soundcloud.com/voidhunter211/aud002

 

Chile Plaza de Armas

El procedimiento para cualquier artista urbano que quiera presentarse en este espacio público consiste en llenar un formulario web. Luego este comité de permiso evalúa las solicitudes y horarios disponibles. Dependiendo del tipo de acto se les asigna el lugar. Los más “bulliciosos” se les busca lejos de las viviendas y oficinas, y los más “silenciosos” en el paso peatonal.

Según la Municipalidad de Santiago, en estos momentos hay unos 170 artistas con permiso. Un problema que plantean estos, es que sólo los días lunes se atiende y se revisan los permisos municipales. Para muchos, “un solo día” no es suficiente para esa cantidad de artistas.

Javier Meneses, músico y titiritero (Pedal’s puppet) manifiesta su opinión respecto a los permisos.

El Minvu define Plaza así : bien nacional de uso público destinado a circulación y esparcimiento, entre otros. La calidad del espacio público se puede evaluar, en consecuencia, por la intensidad y la calidad de las relaciones sociales que facilita, por su capacidad de acoger y mezclar distintos grupos y comportamientos y de estimular la identificación simbólica, la expresión y la integración cultural. El espacio público debe ser, en definitiva, un lugar para la manifestación y el encuentro social.

Entonces ¿Es difícil usar este lugar?

Difícil o no,  muchos aseguraron que realmente el proceso no es algo “del otro mundo”, sólo que un tanto “tedioso y con una agenda muy apretada”. Si remontamos a su historia mencionada arriba, la Plaza tuvo un propósito militar en su origen, pero luego por influencia europea, se le construyó en base a los artistas, de hecho, la mayoría de sus remodelaciones fueron en pro de estos.

 

Dejamos entonces la invitación a descubrir más acerca de esta situación en el siguiente reportaje.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.