San Diego: Un tour por la variedad

-Una de las calles más antiguas y entretenidas de Santiago

-La calle presenta un grave problema de estacionamientos

 

En la comuna de Santiago a un costado de la Casa Central de la Universidad de Chile se encuentra una de las calles más atractivas de la capital. Camuflada por los arreglos y construcciones, se deja entre ver una escondida San Diego.

 

La calle que atraviesa desde Av Matta hasta la Alameda es conocida por su gran gama de atracciones que van desde monumentos nacionales hasta reconocidas entretenciones que han sido parte de la infancia de varias generaciones.

 

Se dice incluso que la calle San Diego es más antigua que la propia ciudad de Santiago. Cuando llegó Pedro de Valdivia se dió cuenta que ya existía el “Camino de los Promaucaes” y años más tarde fue bautizada como se le conoce actualmente.

 

Entre Av Matta y 10 de Julio se encontran uno de los más grandes atractivos para los fanáticos de las bicicletas. Son muchos los locales que se las ingenian por tener la última novedad y una gran variedad de modelos para todos los bolsillos. Una de las tiendas más famosas es la de Juan Mena, conocido como el “El Rey de las Bicicletas”.

18519197_441950772831838_938766011_o

Lo siguiente en el recorrido es el Teatro Caupolicán ubicado en San Diego 850 que a lo largo de su historia se han celebrado eventos tanto musicales, deportivos, políticos y culturales.

 

Sin embargo a pesar de su gran capacidad, el teatro presenta un grave problema de estacionamientos. “Estamos en vías de solución, queremos hacer estacionamientos bajo tierra” dice José Aravena, administrador del Caupolicán.

 

Por la misma vereda hacia el norte, en la esquina de Santa Isabel con Arturo Prat se encuentra uno de los templos católicos más imponentes de Santiago. La Parroquia del Santísimo Sacramento, inspirada en la Basílica del Sagrado Corazón de París. Construida para la celebración del centenario de la independencia de Chile en 1911 es una de las iglesias que hay que visitar.

sacram

 

Un clásico de San Diego

 

Detrás de la Iglesia de los Sacramentinos se encuentran los famosos juegos Diana que con 82 años de trayectoria llegan a San Diego 438 en el año 1979. Con su clásico carrusel y la rueda de Chicago, brindan un lugar lleno de entretención.

 

El administrador del lugar, Nicolás Allendes asegura que “Nosotros estamos enfocados a los niños y la familia, en un lugar céntrico” por lo que la mayor parte del espacio es usada para los juegos arcade y las atracciones para los más pequeños. Además consta con un teatro y un restaurante en la parte trasera, perfecto para un inolvidable paseo en familia.

 

Esta calle se ha hecho conocida gracias a los kioscos de libros que se reparten entre la plaza Carlos Pezoa Véliz en Santa Isabel y los pasillos que se encuentran más cerca de la Alameda. Librerías tanto de libros usados como nuevos que se han mantenido por décadas en este lugar. Si quieres saber más novedades acerca de esta icónica calle de Santiago, te dejamos invitado a revisar su reportaje.