Tattoo culinario

Entre agujas y cervezas, Tattoo Rockers encuentra un nuevo rumbo con su restobar.

Con solo 2 años en el rubro de bares la empresa de Marlon Parra innova.

A Simple vista es un restobar inserto en el Barrio Italia, pero guarda una historia para que tus sentidos sean deleitados. Marlon Parra es un tatuador con más de 15 años de experiencia que nos lleva a un encuentro con el arte y el disfrutar en compañía.

El ampliar horizontes en el negocio llevó a Marlon Parra a crear una inusual mezcla de comida y tatuajes logrando ser pioneros en el área. Un enfoque hacia el trago y algo de picoteo con buena música Rock. Los platos van desde una hamburguesa casera, pasando por las infaltables tablas y pizzas.

La Cerveza y el Whisky es el fuerte de este glamoroso local con bebestibles de localidades tan alejadas como Corea del Sur y Alemania. El negocio es una cadena diferente a los tattoo, si deseas puedes tatuarte e incluso después en el restobar celebrar la obra artística hecha por los expertos.

Los precios van desde los $2500 a $4500 en bebestibles. Es un local con matices que vende almuerzos y colaciones a $3990 y $5990 para oficinistas y en la noche se transforma en una fiesta. Pero manteniendo el espíritu del barrio, un lugar residencial en la que la gente puede trabajar y disfrutar con tranquilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published.