Un golpe de suerte

Gracias a la vitrina del exitoso programa “Mi Nombre Es” de Canal 13, Waldo Baeza, desde el 2011 hasta ahora, ha logrado cantar en los mejores escenarios del país imitando al cantante ítalo-belga Salvatore Adamo.
Waldo tuvo la dicha de conocer a su ídolo personalmente, cuando éste vino al festival de Viña el 2012.
Después del concurso, la vida del doble dio un giro de 180 grados, ya que de la noche a la mañana pasó de cantar en cumpleaños familiares, a cantar en distintos casinos del país. Desde pequeño fue influenciado en el mundo de la música por sus hermanos y su padre, quién era cantante de tenor.

A Waldo le gustaba imitar a sus tíos y a varios cantantes. Sin embargo, nunca pensó en hacerlo de manera profesional, hasta que se le presentó la oportunidad de participar en la primera temporada de “Mi Nombre Es”, donde alcanzó a llegar a semifinales, quedando entre los seis mejores.

Pero imitar a Salvatore Adamo no es la principal labor que realiza Waldo. Él trabaja de lunes a viernes como técnico en una empresa de aeronáutica, lo que le ha traído algunas complicaciones a la hora de viajar a eventos fuera de Santiago. “Los primeros años era una cosa de locos, porque yo trabajo de lunes a viernes y a veces me salían eventos en la semana y el tener que andar pidiendo permiso a cada rato no era muy agradable, al principio los jefes me entendían, pero después de un tiempo me ponían mala cara. Por lo que por necesidad no me quedaba otra alternativa que ocupar mis días de vacaciones para poder ir”, explica el doble de Adamo.
Pese a no ganar el programa, Waldo rescató enormemente haber participado, ya que además de cantar en grandes escenarios, pudo también cumplir su máximo anhelo, conocer a su ídolo Salvatore Adamo. “Lo logré conocer gracias a Canal 13, que me llevó en un avan hasta al aeropuerto a recibirlo, querían grabar una nota para el noticiero de la noche, donde lo principal era que nos conociéramos, por suerte logré tener una leve conversación con él, en la cual me dijo que me había visto en Youtube y me felicitó por mi trabajo, denominándome como su doble oficial. Es un día que jamás olvidaré, cumplí mi sueño de conocerlo, ahora me puedo morir tranquilo”, dice entre risas el imitador.