Walt Disney: El legado de un mundo ideal

– A 48 años de su fallecimiento, aún se mantiene el espíritu mágico de poder lograr un mundo mejor.

– Marcado por el esfuerzo y la perseverancia, logró conseguir exitosos dibujos animados que lo llevan a tener en la actualidad un gran y poderoso imperio comercial.

Por: Francisca Dániel y Francisco Becerra

famous_historical_figures_23Creador de un gran imperio mágico que se mantiene hasta el día de hoy, Walt Disney nació el 5 de diciembre de 1901 en Chicago, EEUU. Creció en una granja en Missouri junto a sus padres y  hermanos. Allí vivió su infancia marcada por el esfuerzo de su familia y la austeridad económica. Cuando su padre se enfermó de fiebre tifoidea, tuvo que trabajar repartiendo periódicos.

A los 17 años, falseando su mayoría de edad, fue conductor de ambulancia durante la Primera Guerra Mundial. A pesar de su dura infancia, Walt siempre tuvo buen talento para dibujar y con esto pudo vender sus trabajos a sus vecinos.

Tras perfeccionarse en el Instituto de Arte de Chicago, comenzó a dibujar yendo de agencia en agencia hasta que se juntó con su hermano Roy y el 16 de octubre de 1923 crearon “Disney Brothers Studios”, lo que más tarde se llamaría “The Walt Disney Company”.

En 1927 junto a su socio Ub Iwerks crearon a “Oswald, el conejo afortunado”. Trabajando a la par con Universal Studios el dibujo animado tuvo bastante éxito, hasta que nacieron los conflictos y Walt se va presionado por reducción de presupuesto y porque los derechos los poseía la compañía.

Tras esto, ambos decidieron crear a un nuevo personaje: Mickey Mouse. El 15 de mayo de 1928 tuvo su estreno en el cortometraje mudo “Plane Crazy”. Más tarde y con la llegada del sonido, el 18 de noviembre del mismo año estrenaron “El barco de vapor”, la primera película sincronizada en imagen y sonido.

A pesar de sus problemas económicos, Walt decidió realizar una película arriesgando una posible banca rota. Blancanieves y los siete enanitos superó todos los éxitos posibles y de ahí en adelante sus frutos fueron continuos en cuanto a largometrajes se refiere: Pinocho, Dumbo, Bambi y otras películas que llevaron a Walt perpetuar su nombre en la industria infantil.

En sus viajes siempre trató de empaparse de las culturas visitantes, y en su paso por Chile no fue la excepción. Ahí aprovechó de crear a “Pedrito el Avioncito” para después ser acogido con una fiesta a la chilena, tratando de aprender a tocar la guitarra y bailar cueca.

En Anaheim, California Walter Disney llevó a cabo un sueño que quería convertir en realidad. El 17 de julio de 1955 se inauguró Disneyland, un parque temático que en su primer día tuvo largas y extensas filas, pero que ha llevado en la actualidad a crear otros complejos en diferentes países como Francia, Hong Kong,  Japón y en el mismo Estados Unidos.

Lamentablemente tras un cáncer al pulmón que se le detectó, a los pocos meses Walt Disney falleció. La fecha fue el 15 de diciembre de 1966.

El escritor Jorge Schultz tomó las publicaciones de la bloguera y conductora radial Bernardita Ruffinelli, que se referían a Walt Disney. Con ello se creó la obra “Maldito Disney” que fue bien recibida y comentada. A continuación Bernardita nos cuenta un poco de su obra:

 

Así, fue como Walter Elías Disney logró un imperio que ha perdurado a casi 50 años de su deceso. Un gran mundo que no sólo es económico por sus productos como Disney Channel, Radio Disney, Disneyland y los miles de productos como accesorios, vestuario y otros. También, creó un gran imperio emocional que contiene una magia como solo Walt puede dar.

A continuación revisa la biografía completa de Walt Disney hecha por Francisca Dániel y Francisco Becerra.